UNA BIBLIOTECA EN CASA, PARA MENTES Y ESPACIOS SOFISTICADOS.

Los libros siempre han sido una conexión entre el hombre y el conocimiento, estos elementos de culto por excelencia pertenecen a mentes abiertas y sofisticadas, tradición proveniente del exclusivo acceso de las élites a la cultura en tiempos pasados.

Sin embargo, no deberías confinar a los libros rincón del hogar o el sótano, si no que podrías incorporarlos a las habitaciones para la convivencia diaria entre los miembros de la familia y la literatura.

La colección de libros fácilmente puede ocupar un estante en la sala de estar, el vestíbulo o en un estudio. Procura colocar frente a grandes ventanas tu biblioteca, de esta forma evitarás esa impresión de desuso y la luz formará una bella combinación de colores con las impresiones de cada uno de ellos firmemente colocados.

Distribuye los libros en el orden que mejor te parezca, pero hazlo equitativamente en todo el librero; puedes usar en los estantes un plato, un jarrón, una obra de arte, souvenirs, plantas de interior, etcétera. También puedes optar por ocupar un estante prominente para colocar otros artículos tecnológicos como una televisión o una computadora.

Por otro lado, te sugerimos que en los espacios con biblioteca utilices muebles de baja estatura y de un corte minimalista, con el fin de figurar un lugar más espacioso y fresco, a menos que te guste el estilo de una biblioteca victoriana.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

+ 60 = 68