Limpieza de alfombras

Existen productos especiales para textiles eficientes para sacar las manchas, principalmente de las alfombras. Cuando éstas son muy rebeldes se deben usar puros, sin diluir. Las recetas caseras: si la mancha está húmeda, primero cubrir con talco para que absorba la grasa y luego puedes probar con un detergente mezclado con unas gotas de amoniaco.

El primer paso para limpiar las alfombras consiste en eliminar todo resto de polvo con una aspiradora pasándola en el sentido del hilo del pelo. 

Si la alfombra de lana es muy antigua o delicada, no conviene usar el aspirador ya que, a la larga, podrías romper las hebras de lana. Lo mejor es colgar la alfombra de los extremos de las cuerdas de tender del patio y se golpe suavemente con papel   
 
                         

Luego se debe limpiar con un preparado casero a base de amoniaco para desengrasar y a la vez reavivar los colores A continuación describimos los ingredientes necesarios:
I cubo de agua caliente
1 chorro de detergente líquido 
1 vaso de amoniaco 
1 cepillo de cerdas gruesas
Se debe añadir el detergente líquido y el amoniaco al cubo con agua caliente. Con ayuda del cepillo de cerdas gruesas, se frota toda la superficie de la alfombra con esta preparación insistiendo sobre todo en las zonas más sucias y en las esquinas, donde el polvo tiene tendencia a acumularse. Se debe dejar secar la alfombra, en un lugar ventilado. También puedes espolvorearlas con sal fina y pasarles la aspiradora después de unos minutos.
www.decoracionesrubios.com

image003

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

+ 87 = 96